Formación Vivencial de Reflexología Podal en Casa Taller Saluz

/Formación Vivencial de Reflexología Podal en Casa Taller Saluz
Cargando Eventos

DAR y RECIBIR: Las dos caras de la misma moneda.

La mayoría de experiencias funcionan en base al intercambio de dar-recibir con el fin de mantener el equilibrio en las relaciones que se establecen y así permitir que esa energía fluya circularmente. Damos y recibimos constantemente, lo que tenemos en cada momento: afecto, indiferencia, cosas, apoyo, interés, sonrisas, abrazos, ánimo, desprecio, miradas… así es como nos relacionamos con nuestro entorno. Este movimiento de dar y recibir juega un papel central en nuestro equilibrio, en nuestra homeostasis.

¿Cómo nos encontramos?: ¿damos más de lo que recibimos?,  ¿recibimos más de lo que damos?.

Cuando damos, lo hacemos ¿por obligación?, ¿por necesidad de compensar algo?, ¿por dificultad de decir ‘no’?, ¿por sentimiento de culpa?.

Cuando recibimos: ¿sentimos que no nos merecemos lo que nos están dando?, ¿nos negamos a recibir?, ¿nos sentimos culpables por recibir?, ¿indignas?, ¿en deuda?.

En este taller vivencial vamos a ponernos “al día” sobre estas capacidades, vamos a observarnos cuando damos y cuando recibimos. Vamos a constatar nuestro dar y nuestro recibir, sin juzgarnos. Vamos a conocernos un poco más a la vez que aprendemos.

Para darnos cuenta de cómo damos y cómo recibimos vamos a practicar a través del tacto, a través del masaje, más concretamente en los pies. Vamos a aprender de forma práctica tanto a dar un masaje como a recibirlo, siempre con la atención fluctuante entre lo que estamos haciendo y lo que estamos sintiendo.

Tendremos en cuenta aspectos básicos del Quiromasaje y de la Reflexología Podal; aprenderemos conceptos básicos de anatomía, de localización de puntos reflejos en los pies, qué es un punto reflejo, qué aspectos hemos de tener en cuenta a la hora de realizar el masaje, diferentes movimientos, dosificación de la presión y pases de regulación.

Cada una de las tres sesiones que vamos a realizar tendrán el mismo esquema: seguiremos un protocolo, un orden, de pases y movimientos y después de cada secuencia anotaremos nuestras sensaciones, emociones y/o pensamientos para afianzar nuestro darnos cuenta. Alternaremos, después de dar, recibir o viceversa.  Finalizaremos cada sesión compartiendo en círculo aquello que queramos “dar” y “recibiremos” aquello que nos den.

Al finalizar… sabremos un poco más de nosotras mismas y… podremos dar  un masaje de calidad en los pies a quien se ofrezca a recibir.

Pincha en el siguiente enlace y podrás ver la información completa: